lunes, 4 de agosto de 2014

LISE MEITNER y EL GINGKO BILOBA (paralelismos)

Los cielos están mucho más despejados cuando uno se encuentra con un personaje como Lise Meitner y también cuando se puede apreciar que la humanidad y la naturaleza caminan juntas aunque a veces lo olvidemos, el Gingko Biloba tiene mucho que decir en estas dos historias que les cuento y que me han impresionado.
Izquierda: Lise Meitner. Derecha: Detalle de Ginkgo Biloba
Yo no pertenezco al mundo de la ciencia, pero me apasionan las noticias de descubrimientos científicos que traen paz, salud y bienestar al hombre, también es cierto que en algunas ocasiones percibo un tanto alarmada, que los derroteros de la ciencia no siempre van por ese camino idílico que describo y que se traducen en guerras químicas, armas sofisticadas, sombríos laboratorios, etc., para experimentar con la vida en todas sus facetas y no con el mejor de los fines.
Cráter Meitner en la Luna, fotografiado por el LRO-WAC[i]
Lise Meitner tiene un cráter en nuestra Luna, y otro en Venus, son cráteres de impacto el primero en el lado lejano de la Luna, detrás de su extremidad oriental. Entre sus características destaca que su borde no ha sido erosionado de forma significativa por impactos posteriores. El segundo en Venus, es multianillo y se conserva muy bien. Pero hoy no toca hablar de astronomía.
Cráter Meitner en Venus. Imagen de RADAR realizada por la sonda Magallanes[ii]
Hoy toca hablar de vida, y para ello tengo a Lise Meitner.

Lise nace en la Viena imperial del año 1878, de familia judía y numerosa, 8 hermanos. La tradición social de la época nos dice que las mujeres no tenían acceso a la educación universitaria, sí, se las instruía en lo básico y en ser unas buenas anfitrionas de sus casas, esposas perfectas y excelentes madres. En el caso de Lise, su padre pensó afortunadamente de otra forma, y dio a todos sus hijos una educación esmerada, a los varones de forma tradicional (colegios, universidades), y a las chicas con profesores particulares que las preparaban para una vida académica superior.

Lise estudia en la Universidad de Viena y se doctora en Física en el año 1907. Fue Profesora de la Universidad de Berlin y del Instituto Kaiser Wilhelm, (en la actualidad,  Instituto Max Planck de Física, es uno de los Institutos pertenecientes al Max Planck Gesellschaft, Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 2013) allí conoce a Otto Hahn con el que comenzaría un trabajo de investigación que duraría 30 años con quien descubrió el protactinio[iii] en 1918. Judía, convertida al cristianismo, abandona la Alemania nazi en 1938 para irse a Suecia, concretamente al Instituto Manne Siegbahn de la Universidad de Estocolmo, formando parte del personal de investigación atómica de esa institución.
Esquema simplificado de la reacción de fisión descrita por Lise Meitner. Cielos Despejados CC-BY-SA
En Suecia, se encuentra con su sobrino Otto Frisch que sería un gran colaborador suyo. Poco después de su huida, sus compañeros Otto Hahn y Fritz Strassmann produjeron el primer ejemplo de fisión nuclear[iv], pero sería Lise quien diera la primera explicación teórica de la fisión nuclear en la revista Nature[v]. Años más tarde, Otto Hahn, recibiría el Premio Nobel de Química por este hallazgo científico[vi], mientras Lise nunca fue reconocida como autora o al menos co-autora del descubrimiento. Todo hace pensar que podría ser por sus raíces judías, aunque yo albergo otras teorías. Hay una frase de Meitner muy significativa al respecto sobre Otto Hahn y de la no concesión del Nobel…, 
Simplemente está suprimiendo su pasado (en la Alemania nazi). Yo soy parte de su pasado reprimido.[vii]
La comunidad científica internacional, reconocería en vida de Lise, en el año 1966, su extraordinaria aportación al campo de la investigación sobre la teoría atómica y la radiactividad, otorgándole diversos premios, entre los que destaca el premio Enrico Fermi en Estados Unidos[viii]. Vivió en Austria, Alemania, Suecia y Reino Unido.
Lise Meitner en 1946.[ix]
El legado de las personas como Lise, no se puede obviar, aunque no tenga un Nobel. Su trabajo contribuyó no solo al desarrollo de la bomba atómica, si no también a otras aplicaciones civiles. En su honor, se nombró Meitnerio al elemento químico 109.
Configuración electrónica del Meitnerio
Lise Meitner, fue una científica digna y honesta, ni ella ni sus colaboradores pudieron imaginar que su descubrimiento se utilizaría con fines tan funestos, de hecho cuando se gestaba la bomba atómica en EE.UU, bajo la denominación del “Proyecto Manhattan” en 1943, ella fue invitada a participar en el mismo, pero dijo
“No quiero tener nada que ver con una bomba.” [x]
El NO de Lisa, llevaba implícito un a la vida que mantuvo hasta su muerte. Cuando he descubierto la vida de esta mujer, científica excepcional, me sentí cautivada por su humildad, por su renuncia y porque como mujer demostró su raza y su fuerza, primero con un no a Hitler y después con otro no a Roosevelt.
Fotografías de Hiroshima antes y después del lanzamiento de la bomba. El circulo central tiene 1000 pies de diámetro, aproximadamente 305 metros.
¿Porqué hablar de Lise Meitner y del Gingko Biloba? ¿Qué pueden tener en común? La científica y el árbol han dicho SÍ a la vida, a la esperanza, la primera no ha querido entrar a formar parte del elenco de la muerte, el segundo ha prevalecido impávido en medio de Hiroshima como uno de los pocos supervivientes a la deflagración atómica, floreciendo en la primavera siguiente a la explosión y vive todavía[xi]. Los especialistas en botánica, aseguran que es un fósil viviente en el mundo, y que no tiene parientes[xii]. Los dos han entrado por derecho en la inmortalidad, el Meitnerio 109 y el Gingko Biloba, nos hablarán siempre de paz y de que todo en este planeta, puede y debe cambiar a bien.

Quiero terminar con una cita de Meitner que es toda una declaración de amor al universo:
“La ciencia hace que las personas busquen de forma desinteresada la verdad y la objetividad; enseña a la gente a aceptar la realidad, con asombro y admiración, por no hablar de la profunda admiración y alegría que el orden natural de la cosas lleva al verdadero científico.” [xiii]
Lise falleció en Cambridge el 27 de Agosto de 1968 y descansa en paz, esa paz que da el recto proceder y la buena conciencia.



In memoriam, Hiroshima, 69 años en el recuerdo, 6 de Agosto 1945-2014.






[ii]  Cráter Meitner de Venus fotografiado por la Sonda Magallanes. Magellan image F-MIDR55S319.9;201.
[iii] Protactinio en la Wikipedia.
[iv] Fisión Nuclear en la Wikipedia.
[v]  Primer artículo de Meitner y Frisch explicando la fisión nuclear, Nature 143, 239-240 (1939) 
[vi] Otto Hahn - Biographical". Nobelprize.org. Nobel Media AB 2014. Web. 30 Jul 2014. 
[viii] Lista de Premiados del Galardón Enrico Fermi, años 1960. 
[xi] Reportaje sobre el Gingko biloba en el periódico El País.
[xii] Ginkgo. Encyclopaedia Britannica. Encyclopaedia Britannica Online. Encyclopædia Britannica Inc., 2014. Web. 31 Jul. 2014. 
[xiii] Lecture, Austrian UNESCO Commision (30 Mar 1953), in Atomenergie und Frieden: Lise Meitner und Otto Hahn (1953), 23-4. Trans. Ruth Sime, Lise Meitner: A Life in Physics (1996), 375.