sábado, 26 de julio de 2014

Visita al Planetario de Madrid



El pasado mes de abril fui de visita con unos familiares al famoso Planetario de Madrid, un lugar ideal para que toda la familia pase un buen rato en compañía de los astros y se diviertan, sobre todo, los más pequeños.


Allí nos presentamos una mañana. Me sorprendió la cantidad de familias con hijos que había. Y todos encantados.


Nada más entrar hay unos paneles con ilustraciones explicativas de la llegada del hombre a la Luna. A continuación hay imágenes con datos muy curiosos que no pasan desapercibidas para ningún amante de la bóveda celeste.






Siguiendo el recorrido de la planta, después de estos paneles se proyecta un video sobre los planetas del Sistema Solar. Rodeando todas las sillas hay ilustraciones de cúmulos, galaxias y paisajes de nuestro Sistema Solar con imágenes reales tomadas por los satélites enviados al espacio y con información muy interesante que nos mantendrá ocupados un rato.


Preguntas como por qué los rayos de luz procedentes de objetos lejanos no se propagan en línea recta, cuál es el destino de las galaxias después de producirse colisiones entre ellas o qué es un cúmulo globular aparecen con su respuesta a lo largo de la sala, y nos dejará atrapados a todos los que sentimos ansias de ciencia.






Para los más pequeños en una sala aparte se proyecta otro video de más duración y que al más puro estilo infantil y dinámico, explica a los niños la magia y las aventuras que se escogen detrás de los planetas y las estrellas.


Mientras mi prima pequeña entraba encantada con su madre a ver la proyección, yo bajé al piso de abajo donde había otras muchas más cosas que ver.


Lo primero que me encontré fue un pequeño circuito con imágenes reales de auroras polares. Toda una preciosidad.


 



Más adelante, había un gran espacio con actividades entretenidas y juegos que explicaban las leyes  de Newton, interacciones fundamentales, y muchas más cosas sobre física. Este espacio fue sin duda mi favorito.


A pesar de ofrecer formas dinámicas para su explicación, el contenido tiene su complejidad y resulta más apropiado para el público adulto.



Uno de los “juegos” que más me gustaron fue una gran máquina que nos pesaba simultáneamente en la Tierra y en otros lugares del Sistema Solar. ¡El resultado no deja indiferente a nadie!








Como ya cité antes, algunos de estos apartados informativos resultan complejos y a la vez apasionantes. En la siguiente imagen se pueden ver algunos ejemplos de explicaciones dificultosas como la materia oscura, energía oscura y cuál es el problema que los físicos quieren lidiar con una de las interacciones fundamentales: la gravedad.





Una vez  terminado me reuní con el resto de familiares y con mi prima pequeña, muy satisfecha con el video.

Nos esperaba la visita final, una de las exposiciones temporales que hace el Planetario y que van cambiando cada cierto tiempo. A nosotros nos tocaron las curiosidades más ocultas de nuestro planeta vecino: el planeta rojo Marte.





Y así, finalmente terminamos la visita al Planetario de Madrid, con muy buenas sensaciones y la promesa de volver en otra ocasión.


Como conclusión final: destacar que pasé un rato muy agradable y con ganas de repetir. Sin embargo considero que todas las presentaciones están mayormente dirigidas a un público familiar, muy recomendable para  familias con niños. 


La única pega que pondría sería en relación con la tienda del Planetario. Era un sitio muy pequeño con precios excesivos y sin material, además de que en toda la mañana no estuvo abierto. Ojalá cuando vuelva eso haya cambiado. Por lo demás, una muy buena experiencia.


Espero que este post os haya sido útil y entretenido. Feliz día a todos y…. ¡cielos despejados!

Recordad que se ha abierto el plazo para la inscripción del concurso de pósteres para la Observación Lunar Internacional que se celebrará el 6 de septiembre. Tenéis más información en el blog :)