miércoles, 2 de enero de 2013

FELIZ PERIHELIO A TODOS

Y es que hoy 2 de enero de 2012 la Tierra pasará/pasa/pasó por su punto de máxima proximidad con el Sol. Y siempre hay que celebrar que no nos acerquemos más, aunque Newton y Kepler nos darían una colleja si nos hubieran oído celebrar semejante normalidad de mecánica celeste.

Muchos niños, y algunos no tan niños, se sorprende que la Tierra esté más próxima al Sol en invierno que en verano. Sólo hay que recordarles que en estas fechas acaba de empezar el verano en el hemisferio sur. Las estaciones tienen que ver la inclinación del eje de rotación de la Tierra respecto al plano orbital, esos 23,5º que todo el mundo habrá empollado. Y el paso de las estaciones se conmemora con los solsticios y equinoccios.

Ahora bien, el solsticio de invierno fue el 21 de diciembre, y el paso por el perihelio el 2 de enero. ¿Están relacionados de alguna forma? ¿Porqué estas dos fechas astronómicas están tan cerca?

.
.
.
.
.
.
.
.
.
Espacio para que lo penséis
.
.
.
.
.
.
.
.
.

Pues tenéis razón, no están directamente relacionadas. De hecho, el tiempo entre una fecha y la otra no es fijo. Esto se debe a que la Tierra no tiene únicamente los dos movimientos estudiados en primaria, Rotación y Traslación, sino que tiene otros, como la Precesión y la Nutación. Y no nos olvidemos de la rotación de nuestra galaxia, la vía Láctea, además del desplazamiento de la galaxia dentro de su grupo local. El principal culpable de variar la fecha de los afelios y perihelios es la Precesión.

By Ereenegee (Own work) [CC-BY-SA-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], via Wikimedia Commons
En la animación anterior se muestra el movimiento de precesión de la Tierra, ¡cuyo periodo es de 26.000 años! El eje de la Tierra cambia su orientación respecto el plano orbital y las "estrellas fijas". Dentro de más o menos  6.500 años los afelios coincidirán con los equinoccios.

El realizador de la animación se cuidó de no dibujar hielos perpétuos en el Ártico. Aprovecho este "inicio de órbita" para plantearme ¿qué hacemos para mitigar el cambio climático?


Nada más. Que tengáis un buen 2013, feliz perihelio y... ¡cielos despejados!