domingo, 8 de noviembre de 2015

Amanece en Madrid


 Puede parecer que el amanecer es una cosa del Sol, y no de los humanos, ya que nosotros usamos principalmente despertadores para levantarnos. Sin embargo, la naturaleza e incluso nuestros biorritmos están regidos por él.

En esta imagen se puede apreciar cómo las bandadas de pájaros cruzan la ciudad al amanecer, pero no de noche. Quizás para evitar los deslumbrantes focos de luz.

 
M30 Variacion trafico nocturno from Jaime Izquierdo on Vimeo.

sin embargo los humanos nos despertamos antes del amanecer de manera antinatural, con consecuencias aún por estudiar. Lo que sí está probado es que la gente que trabaja a turnos, tales como las enfermeras, tienen una mayor probabilidad de desarrollar cancer de mama o próstata.
Sin embargo, esto no es tenido en cuenta por las autoridades, ni medios de comunicación, a pesar de tener un posible efecto mucho mayor que el de la carne. Por ello hay ya de quien considera de tortura el obligar a la gente a trabajar antes de las 9 de la mañana. Quizás algún día tendremos que admitir que nuestro modo de vida ya no es natural, y no por comer atún enlatado, sino por la desconexión total de los ritmos biológicos. Por desgracia, para nosotros los astrónomos, esto es un modo de vida, en que cada día de disfrute, es una pequeña tortura para nuestro cuerpo. Pero, hay que plantearse también, cuántos recursos se invierten en mantener ciudades enteras y pueblos preparados para no descansar 24h/7/365 dias funcionando. La naturaleza necesita descansar, y nosotros también.