lunes, 15 de junio de 2015

Enanas Blancas

En esta entrada, por petición popular, hablaré de las enanas blancas, vosotros lo habéis querido….

En este caso estas enanas son diferentes a las enanas marrones de las que hablé anteriormente, la principal diferencia es que a éstas si las podemos considerar estrellas.

Para introduciros un poco en materia estelar, podemos entender las estrellas como seres vivos, seres como nosotros, que nacen, crecen, se relacionan con sus amiguitos los planetas, algunas consiguen pareja, como las estrellas binarias, otras son más liberales haciendo tríos, podemos decir que guardan cierta similitud con nosotros. Es decir, lo que quiero recalcar es que también poseen un ciclo de vida, como nos muestra el fascinante “diagrama de Hertzsprung-Russell”.

Así, podemos encontrar a las estrellas en las distintas etapas temporales. No me introduciré más en esto, pues todo lo que conllevaría este diagrama daría para muchas entradas.

Es decir, una vez sabido que las estrellas no son esos hermosos objetos que perduran impasibles al avance del tiempo, tenemos que tener en cuenta otra magnitud importante, tanto para nosotros como para ellas, el peso, más concretamente la masa.

La masa de un cuerpo celeste determinará qué tipo de estrella será, pudiendo ser agujeros negros, o enanas marrones. Los agujeros negros serán estrellas que poseen muuucha masa, mientras que las enanas marrones tendrá muy poca (siento no ser muy técnico, pero espero se entienda lo que quiero decir).

Ahora toca ya hablaros de las enanas blancas.


Pese a que el adjetivo de blancas, lleve a pensar en estrellas nuevas e impolutas, éstas son el destino final al que están avocadas a vivir, es como una especie de cadáver estelar. De hecho, nuestro estimado sol acabará así, pero no os preocupéis que para eso quedan unos cuantos meses.

Así, estas estrellas son de masas comparables a las de nuestro Sol. Antes dije que estas enanas blancas se encuentran en su parte final de vida, esto quiere decir que han agotado su combustible estelar para realizar los procesos de fusión.

El hecho de haber agotado su combustible, hará que esa fuerza que la hacía expandirse ya no esté, y se contraiga. Así a estas estrellas se les dice que son enanas.
Cuanta más masa posee una enana blanca, más pequeña es. Esto amigos, es debido, a que, como no hay fuerza que la permita expandirse, solo posee la fuerza de la gravedad para contraerse, cuanta más masa, más fuerza gravitatoria, y más se comprime.

El adjetivo de blanca se lo llevan porque son estrellas que debido a su contracción, se encuentran a unas temperaturas muy elevadas, en torno a los 10000 Kelvin, siendo una temperatura mayor de la que se encontraba a edades más tempranas, como en la que se encuentra el Sol.

Esto ha sido un pequeño resumen, que creo que nos ayuda a entender, de forma sencilla, cómo son las estrellas. Nos seguimos leyendo.